Qué hacer para bajar la presión sin medicamentos

Actualizado el 10/10/2017

A día de hoy aun existen muchas dudas sobre cómo bajar la presión arterial de forma natural, sin que sea necesario hacer uso de medicamentos.

En verdad existen muchas fórmulas para controlar la presión. Sin embargo, la mayor dificultad para un médico es que, para poder determinar el tipo de medicamentos y las dosis que podrán ayudar a un paciente en particular, debe ir probando una medicina atrás de otra.

Sin lugar a dudas, el mayor problema de este enfoque sean los efectos secundarios peligrosos de este tipo de fármacos.

Por supuesto que muchos de dichos remedios ayudan a bajar la presión arterial rápidamente, por lo que, en una situación de emergencia, pueden ser de mucha utilidad.

Qué se puede hacer para bajar la presión arterial

Si tu presión está alta, ve como bajarla naturalmente

Sin embargo, aun no existe uno que solucione la raíz del problema, por lo tanto, es muy común que los pacientes queden dependientes de su uso para siempre.

¿Se puede bajar la presión arterial sin remedios?

Afortunadamente hay algunos sencillos pasos que puedes empezar a dar hoy mismo y que te ayudarán a reducir tu presión arterial de forma natural y gradual.

Ten paciencia para seguirlos, pues con el tiempo tu presión estará bajo control y tu corazón saludable y bien protegido.

Pero por supuesto, nunca debes dejar de tomar ningún medicamento sin el consentimiento de tu médico.

Recuerda que él es el profesional que conoce tu historial clínico completo. Cuando notes que tu presión está mejor, conversa con él para que te vaya reduciendo las dosis poco a poco.

¿Qué hacer para bajar la presión arterial naturalmente?

Estos cinco fáciles cambios en tu estilo de vida te ayudarán a mantener tu tensión arterial bajo control:

1 – Bebe suficiente agua

De un modo similar a la forma como limpia nuestro cuerpo por fuera, el agua también sirve para limpiarlo internamente, incluso a nivel de nuestros vasos sanguíneos.

Es recomendable que tomes de 8 a 10 vasos diariamente, lo que te ayudará a eliminar el exceso de sal y toxinas de la corriente sanguínea.

Utiliza el agua para reemplazar algunas bebidas con cafeína, tales como el café y los refrescos de cola (gaseosas), que pueden aumentar temporalmente la presión arterial.

Si tienes retención de líquidos, podrá parecerte algo contraproducente lo que te estoy recomendando.

Sin embargo, al ingerir la cantidad suficiente de agua, tu cerebro se encargará de poner en marcha los mecanismos necesarios para eliminar el exceso que se encuentra retenido en tu cuerpo.

2 – Abandona el cigarrillo o por lo menos reduce su consumo

Todos sabemos que el cigarrillo hace mal para los pulmones y que puede producir ciertos tipos de cáncer.

Lo que poca gente sabe es que, además de afectar de forma negativa a la respiración, el hábito de fumar tiene un impacto muy grande en el aumento de la presión arterial.

Haz un esfuerzo para abandonar la adicción o, por lo menos, para reducir en un 50% o más el número de cigarrillos que fumas diariamente.

Esto sin lugar a dudas te ayudará a bajar bastante la presión arterial si la tienes demasiado elevada.

3 – Haz ejercicio físico de forma frecuente

Con el tiempo, la tensión arterial general incrementa también la presión dentro del corazón.

Este aumento hará que tu corazón se debilite y no logre impulsar toda la sangre necesaria para que llegue a todos los lugares del cuerpo por igual.

¿Cómo el ejercicio físico puede ayudarte?
El aumento sostenido en la frecuencia cardíaca producido por el entrenamiento cardiovascular te ayudará a fortalecer los músculos de dicho órgano.

Para este objetivo, sólo precisas 20 minutos de ejercicio aeróbico 3 días a la semana.

De todos modos, si tu presión arterial es demasiado elevada, no olvides preguntarle a tu médico cuánto tiempo de ejercicio diario sería recomendado para tí.

4 – Come de forma saludable y equilibrada

Una alimentación equilibrada te ayudará a adelgazar y, una reducción de sólo el 10% de tu peso corporal, podrá disminuir bastante tu presión sanguínea.

Es recomendable que incluyas frutas frescas y vegetales en tu dieta diaria y que reduzcas la ingesta de grasas saturadas, hidrogenadas y sal.

Ten mucho cuidado con el sodio oculto en los alimentos pre-envasados y también en los refrescos (gaseosas).

Por más raro que pueda parecerte, aparte de mucho azúcar y productos químicos, las gaseosas también tienen una gran cantidad de sal (incluso las versiones “light” o “diet”).

Como ya sabemos, la sal tiene el poder de retener líquidos en nuestro organismo, aumentando así la tensión arterial.

5 – Controla el estrés

El estrés puede aumentar la presión arterial de forma puntual a niveles elevadísimos, por lo que tiene el potencial de ocasionar una crisis hipertensiva.

Si tienes hipertensión, debes intentar aliviar tus días estresantes, pues sus efectos pueden ser peligrosísimos para tu salud cardiovascular.

El peligro de las crisis hipertensivas
Es durante dichas crisis que suelen producirse condiciones muy graves, tales como los ACVs y los infartos del miocardio (ataques al corazón), que muchas veces pueden ser fatales.

Salir a caminar, andar en bicicleta, meditar o escuchar música relajante, pueden ser muy buenas soluciones para lograr este objetivo.

Además, es muy aconsejable que te regales un tiempo todos los días para descomprimirte un poco, tu cuerpo te lo agradecerá.

No te quepan dudas de que estos momentos te serán de gran ayuda para bajar la tensión.

¿Hay alguna otra forma natural de bajar la tensión arterial?

Por supuesto que sí, acá te dejo algunas:

Bien, fue todo por hoy. Espero que te hayan sido útiles estas informaciones sobre qué hacer para bajar la presión arterial sin usar medicamentos.

Muchas gracias por tu visita y, si lo deseas, déjame tus comentarios más abajo, los leeré.

También te recomiendo que veas:

El método natural que me ayudó a eliminar la hipertensión.

¿Te gustó esta entrada? Compártela con tus amigos:

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *